viernes, 28 de agosto de 2009

LA VIDA SIEMPRE UNA LECCION



Un día uno de los alumnos que se oponían a su profesor fue a oír uno de sus discursos y mientras el profesos estaba hablando se puso a pasear delante de él. A continuación empezó a insultarle usando un lenguaje soez.
Dijo que el era el maestro de una falsa doctrina, que debía ser expulsado del país, que estaba destruyendo la vida familiar lo vilipendió de todos los modos que pudo imaginar.
Cuando finalmente se quedo sin palabras, el maestro, que había estado sentado escuchándolo tranquilamente, le dijo:
¿Has tenido alguna vez invitados a tu casa? El alumno le respondió: Sí. Desde luego que he tenido invitados en mi casa. El maestro le dijo: Cuando tienes invitados en tu casa, ¿les ofreces hospitalidad? ¿Les ofreces comida y bebida? El alumno dijo, claro que lo hago. Desde luego que les ofrezco comida y bebida. El maestro continuó: Y si no aceptan tu hospitalidad, si no aceptan tu comida y bebida, ¿a quien pertenecen éstas? El alumno dijo: Me pertenecen a mi.
El maestro dijo entonces: Así es. A ti te pertenecen.
Ésta es una buena historia para recordar. Cualquier insulto, cólera o amenaza pertenece al que lo está profiriendo.
Nosotros no tenemos por qué aceptarlo.

RECTA INTENCIÓN
El segundo paso del noble sendero es la recta intención. La recta intención viene de la recta opinión. Si hay falsa opinión, evidentemente le seguirá la falsa intención. Por eso es tan importante tener cuidado con respecto a nuestras opiniones.
.Todas nuestras opiniones están contaminadas por la ilusión del ego. Vemos las cosas desde la perspectiva de "yo estoy mirando" y por lo tanto incluso las opiniones que evidentemente no son falsas en sentido humano sí lo son en sentido espiritual y liberador. No obstante hemos de comenzar desde donde nos encontramos.
Es inútil esperar hasta el día en que nos llegue un conocimiento más profundo. De todos modos no llegará como no trabajemos para conseguirlo.
La paz y la felicidad no son nuestro patrimonio. Los que las han ganado lo han hecho por medio del esfuerzo constante. Este esfuerzo está dirigido a fijar correctamente las propias opiniones para que la intención llegue a ser correcta. La recta opinión y la recta intención integran el apartado de sabiduría del sendero.
Si observamos nuestros momentos mentales con detenimiento percibimos que cuando tenemos pensamientos de malevolencia de crueldad o deseo, éstos actúan en nuestro propio detrimento. Cuando tenemos pensamientos de renuncia de amor incondicional, de compasión e inocencia, éstos actúan en nuestro propio beneficio. Al haber entrenado suficientemente nuestra mente, somos capaces de abandonar los pensamientos dañinos.
Hay, pues, tres aspectos en la recta intención: La renunciación, el amor incondicional y la inocencia .La renunciación no se puede conseguir con sabios pensamientos ni con la represión. Ninguno de éstos sirve. Tiene que conseguirse con la recta opinión de que el deseo causa siempre sufrimiento. Si podemos sentir realmente eso en nosotros naturalmente querremos entonces renunciar al deseo que ha surgido. Lo haremos con satisfacción, con alegría, sintiendo el alivio auténtico de haber abandonado el sufrimiento y los problemas.
El deseo siempre causa sufrimiento porque sólo surge cuando hay algo que falta y que queremos. Es igual que se trate de comida o bienes materiales. Es algo que no tenemos, así que lo deseamos y sentimos su falta como dolor. Después, si no podemos conseguir lo que deseamos, sentimos frustración, resentimiento, pesar y tristeza. Es evidente que sufrimos al no obtener lo que deseamos. Si hemos satisfecho un deseo determinado también nos trastorna, porque por experiencias anteriores sabemos que no puede durar la satisfacción. Nos preocupa como alargar el placer. La preocupación es sufrimiento, y si el placer no dura hay sufrimiento de nuevo.
Tratar de hacer durar algo produce miedo y tensión. Tenemos miedo a perder determinadas personas, posesiones y sensaciones. También está el miedo a no obtenerlas cuando las queremos, como el que surge después de haber conseguido
algo. OH ¿no es maravilloso? ¡Se ha terminado! ¿podré volver a tenerlo? ¿Qué voy a hacer ahora?.El sufrimiento ha surgido porque cualquier deseo lo lleva como característica propia. Sólo cuando reconozcamos esto en nosotros mismos seremos capaces de empezar a renunciar. Nuestro apego a las personas y cosas que queremos conservar es el que nos produce el sufrimiento. Sólo dolor y problemas hasta que termina la vida. Hasta que no reconozcamos esto no seremos capaces de abandonarlo.
La renunciación comienza cuando nos deshacemos de algo sabiendo que le tenemos real apego. Si podemos hacerlo contentos, sin apretar los dientes ni cerrar los ojos para no ver lo que está ocurriendo sino con alegría, entonces hemos visto el peligro del aferramiento.
Más importante que abandonar cosas es abandonar los puntos de vista y las opiniones sobre nosotros mismos y el mundo, y sobre cómo debía actuar y reaccionar otra gente, especialmente la más cercana. Todo esto es sufrimiento, estar ligados al deseo de tener y poseer.
Existe también el deseo de "ser", ser amado por ejemplo. O ser esposa, madre o hijo ,o ser famoso y apreciado. Cualquier deseo causa sufrimiento nos impide estar contentos y tranquilos. Otro deseo que nos causa sufrimiento es querer ser diferentes a como somos. Trabajar y cambiarse poco a poco a sí mismos es otra cosa. Pero los deseos de la mente se deben a sentir un vacío, una carencia, algo que falta. Eso es doloroso. Sólo la renuncia puede mitigar ese dolor. Pero nosotros tratamos siempre de responder a ese dolor intentando obtener lo que deseamos. Esto jamás ha matado el dolor porque cuando no se renuncia al deseo, éste nos recuerda el dolor constantemente. La renunciación sirve de base a la recta intención. El amor la compasión, no ser nocivos para otros seres y la comprensión de la verdad del sufrimiento conforman nuestras intenciones. Las cuatro nobles verdades están estrechamente unidas entre sí porque llegan hasta el fondo de nuestra psique. Cuando comprendemos correctamente, podemos actuar con habilidad. El sufrimiento que tenemos todos nosotros se manifiesta innumerables veces en todos los seres.
Cuando miramos a un pájaro, por ejemplo, en vez de pensar que maravillosas plumas tiene y qué melodioso es su canto, como puede volar por el aire sin ninguna dificultad e ir a donde quiera, examinadlo más detenidamente. El pájaro está mirando continuamente alrededor, moviendo su cabeza a derecha e izquierda por temor a que otro animal lo ataque a él o a su nido. En otras ocasiones el instinto de apareamiento empieza a manifestarse .Luego se pone de relieve el deseo de supervivencia con una búsqueda constante de comida. Y éste es solo un ser vivo entre otros muchos.
Podemos mirar a otras personas y observar sus caras. No necesitamos decir nada .Y luego observarnos a nosotros mismos, deberíamos conocer nuestro mundo interior y exterior. Esto requiere atención, estar despiertos y conscientes.

44 comentarios:

Marina-Emer dijo...

precioso texto y es para tenerlo en cuenta ...bueno cuando se es mal educado
buen dia
saludos
Marina

J. Marcos B. dijo...

Paso a dejarte un gran abrazo amigo, y agradecer tus bonitas palabras en mi blog.
El cuento que expones me recuerda una historia de samurai similar, los insultos, si los dejas en la boca del otro, les pertenecen a el.
En fin, la educacion lo es todo amigo, y no hablo solo de la educacion en las escuelas que por cierto, es muy incompleta, hasta obsoleta diría; sino dentro del núcleo familiar. La gente prefiere mirar la tele que educar a sus hijos, es así.

Hasta pronto. marcos.

siete dijo...

Una serie de reflexiones muy inteligente, cierta, y que te honra, amigo Paco, si nos planteáramos ese tipo de reflexiones antes de actuar en todos los órdenes de la vida, mejor nos iría, pero vivimos en un mundo excesivamente singular, individualista, donde parece que reina el "Sálvese quien pueda" e incluso el "quitate tú para ponerme yo", donde la acumulación de bines materiales la mayoría innecesarios, nos llena el cerebro, como fin primordial en nuestra existencia, olvidándonos de cuántos problemas tiene muchísima gente siquiera para tener un plato al día, y no hay que mirar muy lejos, los tenemos cada vez más cerca, por desgracia.
El olvidarse de uno mismo en cuantas tareas emprendamos es un acto de renuncia muy difícil, que creo que poca gente practica, es más cómodo ir a lo que uno busca y que el otro se lo busque por sí mismo.
No voy a extenderme más porque tú ya lo has dejado muy claro y lo que yo dijera nosería más que redundar en lo mismo.
De cualquier manera, yo suelo leer entre líneas, y suelo comparar posts, el anterior con el siguiente.....y algo me dice que ha ocurrido algo en tí, que has percibido alguna mala onda para lanzar este post, que es una especie de recordatorio de lo mal que nos portamos en general.
Yo quiero ser cada día mejor, pero sé que tengo mis limitaciones, mi forma de ser, que intento modificar en la medida de lo posible, para ser más cercano cada día a los demás....No sé si lo consigo ni si lo conseguiré, pero lo intento.
Te mando un muy cálido abrazo.

Enrique.

Nefertiti dijo...

Precioso, sobre todo el cuento del principio me ha encantado. Esto debería explicarse en todas las clases y casas donde hay niños, para que aprendiesen.Muy bonito.
Saludos

fonsilleda dijo...

La anécdota es suficiente en si misma.
Todas las demás palabras, son producto supongo, de una reflexión profunda acerca de uno mismo. Interesantes y sabias.
Me quedaría con el último parrafo que parece que encierra toda la sabiduría del "saber mirar".
Bicos.

pais magico dijo...

Precioso Paco. Esta claro que la educacion y el respeto es algo muy importante en la vida, es una lastima que todavia haya quien no la tenga.., el mundo seria mas facil.

Un abrazo y feliz finde.

ADELFA MARTIN dijo...

Para un profuno anàlisis, definitivamente. Sumamente interesante...Que mejor sociedad no tendrìamos si "el otro" nos importara de igual forma "que el yo"...

Saludos cordiales

sedemiuqse dijo...

La verdad es que he leído la primera, y me ha encantado. Muchas gracias
vendré por la segunda un poquito mas tarde...
besitos y amor
je

luisa maria cordoba dijo...

Cuanta razón tienes en tu escrito, pero por desgracia el ser humano le queda mucho por aprender,¡nos queda mucho por aprender! me incluyo,te dejo una frase Paco que estoy segura que te gustará.
"No pierdas los estribos cuando alguien te insulte o te provoque, piensa que no es más que un mero juego de palabras, una variedad de sonidos". Un buen consejo para poner en práctica. Una buena educación es la base y eso en estos tiempos parece que se olvida.
Un cálido saludo.
Luisa Mª.

Adrisol dijo...

buenas y profundas reflexiones para tener en cuenta siempre..............antes de actuar!!
gracias por compartir..

besos, amigo

Carla dijo...

Muy interesantes estas reflexiones. El cuento del maestro y el alumno deja una gran moraleja y enseñanza.
Muy lindo tu blog!

LUCIA-M dijo...

Muy interesantes El cuento del maestro y el alumno deja un gran mensaje…
todo el escrito es de una reflexión profunda.
Cada día me gusta más tu blog.
Besos.

bichita23 dijo...

Mi querido Paco, antes de dejarte mi sencillo comentario quiero agradecer tú amistad, y decirte que para mi es todo un honor que pases por mi blog y dejes tus hermosas palabras.

Paco, el Post es denso, profundo, siento que la reflexión está dirigido a nuestro interior, quien pierde dignidad es el indigno. El desapego, el renunciar al deseo, es la única forma de liberarnos de sufrimientos, y falsas espectativas, que en lugar de hacernos crecer lo que hace es crear fustraciones. Todo lo hemos creado en nuestra mente y cuando criticamos, cuestionamos es a nosotros mismos que criticamos y cuestionamos. Al final la renuncia con verdadera convicción es la mejor forma de liberar nuestros espirítu de la esclavitud de las exigencias del "ego".
Un beso de mi alma a tu alma respetuosamente

M. Angel dijo...

Hoy, no te trato con familiaridad. No te digo Paco: Digo, Don Francisco Alonso, me descubro ante este texto magistral que nos regalas.

Amigo, es sumo placer adentrarse en tus escritos.

Gracias. Saludos

La sonrisa de Hiperión dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
LOLI dijo...

Esto es educación tiene razón Marcos,buena enseñanza,voy a releerlo por si me he dejado algo.
UN BESO

Adolfo Payés dijo...

Un gusto leerte siempre.. este texto me deja con esa sensación de tenerlo siempre en cuenta..


Un abrazo solidario
Con mis saludos fraternos


Que tengas un buen fin de semana

elisa...lichazul dijo...

reflexivo texto

pero a decir verdad , en nuestras sociedades la intolerancia es cada vez más notoria, y si te insultan lo real es devolver el insulto, es una lástima, porque si se hiciése lo que tu propónes las guerras no existirían , ni los abusos, ni el matonaje.

la realidad a veces luce más sombría y más helada que el deseo vehemente de un corazón calido...

besito de luz
ten un precioso fin de semana

Natacha dijo...

El apego es algo terrible, que destruye nuestra libertad. Lo que ocurre es que deshacer de él es muy complicado.
El cuerpo nos pide, el corazón parece que se para... y nosotros, habitantes de nuestro cuerpo (y esclavos a veces) nos rendimos al sufrimiento, al miedo...
Gracias por tus letras. Me parecen muy interesantes.
Un beso, cielo.
Natacha.

leoriginaldisaster dijo...

me alegro mucho de haberte podido leer.
Gracias por compartir estas cosas escritas desde el alma, con espiritu:).
un saludo!

Semi dijo...

El cuento edificante en si mismo. La reflexión extensa y profunda,el último párrafo la sintetiza magistralmente. Un abrazo y gracias por tu estimulo y cálidos saludos.

MarianGardi dijo...

Paco tu escrito es muy verdadero, aunque ya sabes que nadie aprende por cabeza ajena.
Nuestra opiniòn y nuestra intenciòn, yo creo que si nuestra intenciòn es pura, puede dar cualquier opiniòn.
Un abrazo de luz

Silvia García dijo...

Hola Paco.
Excelente reflexiones!!! y tan ciertas, solo que a veces se hace difícil llevarlas a cabo.
Solo el trabajo interno incesante y profundo puede ayudar, nada hay más dañino para nuestra alma que los apegos, los deseos, como dices tú, ellos son siempre la causa de nuestro sufrimiento.
Gracias por compartir esto tan especial.
Un abrazote

Rosario dijo...

Preciosa reflexión mi querido amigo, la vida siempre es una leccion, guardare tu reflexión en mi corazón, gracias

Un besito Rosario

Abuela Ciber dijo...

Realmente para leer varias veces ya que expones varias cosas.

La de agredir es un hecho tan real....ves como la persona que agrede se tensa totalmente y a veces cometes errores gravísimos por ello, pierde la perpectiva, si uno se une a ello tambien sucumbe.
Soy de la filosofía para tener más desea menos.....esto no significa que no se busquen logros, sueños, realizaciones ....sino que se sienta que hay límites, vallas que por algún motivo nos impiden ciertos accesos.
Si los apegos...a mi edad esp ya se ha evolucionado, se ha entendido el dejar ...el cortar lazos.
Si todo parte de nuestro propio conocimiento y valoración, para luego estar externamente en serenidad a fin de apreciar el entorno.

Gratísimo leerte.

Cariños

MAR dijo...

Dicen...que uno es el único responsables de los merecimientos de su vida....será tan cierto eso?
Besos para ti con mucho cariño.
mar

JR dijo...

Hola Paco!!! un llamado a la reflexión, que cada tanto es necesario tener, para tratar de mejorarnos, de superarnos.

Besos, y gracias por tu visita.

silvina soul dijo...

tal vez la educacion que recibimos por generaciones solo la aceptamos sin pensar, hay culturas que practican el desapego, es algo dificil al principio,porque tal vez no estamos acostumbrados...nada de lo que existe a nuestro alrededor es nuestro, solo tenemos la oportunidad de disfrutarlo, solo pasa por nuestras vidas, el tema es querer retener un momento o persona eso nos llevara al sufrimiento,creo que en esta nueva epoca que nos podemos comunicar y podemos aprender, hay que tomar un poquito de cada lado y tratar de vivir un poco mejor...como siempre muy buenas publicaciones Paco....un cariño grande,Silvina

stella dijo...

Reflexiones Paco que guardo en mi corazón esta mañana, tienen su moraleja, su enseñaza y además poseen la belleza justa para atrapar el alma
Un abrazo cálido querido amigo
Stella

amor que soy dijo...

el camino es el de la libertad, el de no obligarse, el de aceptar, he ahí el camino

PALOMA dijo...

Creo que cualquier palabra que te ponga se quedaria corta y añadir algo mas sobre todo lo espuesto seria repetirme ...
Tan solo dire amigo que el respeto y la educacion radica en uno mismo para poder aplicarla a los demas,para poder juzgar a los demas tan solo nos tendriamos que mirar a un espejito y pensar en nueestras propias inperfeciones y lo que jamas nos gustarian que nos hicieran o nos dijeran ,hay que pararnos unos segundos antes de decir algo y pensar que tal le puede hacer a la otra persona y que efecto o daño podemos hacerle ,una palabra a destiempo o mal sonante puede hacer una gran herida .

Un placer leerte amigo.

Besos.

Patricia dijo...

El hombre armoniosamente integrado en si mismo y en sus relaciones con la naturaleza y con los demás …es un ser trascendente. Vive en el cielo, y también en la tierra, quiere a Dios pero sabe que también el prójimo es Dios. Se mantiene controlado y concentrado en si mismo y va al encuentro de todo con el corazón abierto. En su búsqueda de lo eterno no existe ninguna destrucción de lo que esta en el tiempo o en su yo fenoménico.
Precioso tu post! y la rueda sigue girando por todo el mundo...gracias.
un beso, feliz fin de semana.

Mª José dijo...

No nos cansamos de alimentar nuestro ego,tendre encuenta tu texto para no pecar... El ser humano es tan tonto!!!
...Y en realidad somos tan efimeros...
la de veces que malgastamos los dias.
Cuando aprenderemos la leccion?... ese dia quiza dejemos de sufrir...
Gracias por compartir.
Hoy te dejo besos de paz para tu patrimonio

Fiamma dijo...

Hermosos textos, ha sido muy bueno leerlos, gracias!

Besitos

Gitana de Arte dijo...

Hermosa reflexión... me encantó tu blog, ya me hice tu seguidora y espero seguirte visitando con frecuencia... da gusto leerte. Un beso y bienvenido a mi blog cuando gustes... es tu casa!!!

Un abrazo desde Colombia.

Jacqueline GC dijo...

La reflexión es como un pan de cada día para mi, te deja un sabor dulce en los labios después de terminar el relato...

Aún si caemos tenemos la fuerza suficiente para levartarnos y sacurdirnos el polvo impregnado, es un gusto haberte leído ;)

Te mando un saludo desde Perú proveniente de la ciudad de tacna :)

M@R dijo...

hola,,,
gracias por tu visita,,,
no es lo que entra por la boca del hombre lo que contamina el cuerpo, sino lo que sale por que de su corazon procede y contamina el alma,,,
buen post,,,

abrazos,,,

tecla dijo...

El maestro dijo entonces: Así es. A ti te pertenecen.
Ésta es una buena historia para recordar. Cualquier insulto, cólera o amenaza pertenece al que lo está profiriendo.
Nosotros no tenemos por qué aceptarlo.

Genial Paco.
Buscaba ansiosamente el resultado de la cuestión planteada al alumno y me e quedado gratamente sorprendida.
Hoy que se respira tanto racismo, a veces se necesitan respuestas para responder a tanta sinrazón como hay que escuchar.
Un abrazo.

Maria... dijo...

Muy bonito post. Es verdad las ofensas no son para quien van dirigidas son de quien las suelta por la boca. Mas o menos entiendo que no ofende quien quiere si no quien puede.
Un besote de Oso
Maria

Tony Amesty dijo...

La vida es una lección continua, los hay que aprenden de ella para evitar caer en el mismo error, pero hay otro tipo de gente que ciera los ojos y no los vuelve a abrir.

Un saludo

silvina soul dijo...

me gustaria saber que diferencia horaria tenemos, creo que son 5 horas, si es asi usted es un gran madrugador...cariños....Silvina

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Hola Paco: Dos buenos textos para la reflexión. Nunca debembos dejarnos llevar por el enfado, y herir, ésto nos puede salir muy caro, porque el herido puede muy bien perdonarnos o no, por eso es muy importante contar despacito, si hace falta hasta cien o mil. También es cierto que hay personas dañinas, con este tipo de personajes, se cierra, la puerta y punto, no hace falta, el insulto, porque no hay mejor desprecio que no dar aprecio.

un fuerte abrazo.

Maite

Gloria dijo...

Me gustó mucho encontrar este blog. Y me interesó sobremanera el tema del desapego. Creo que es un trabajo duro pero fundamental para nuestro crecimiento interior.
Un saludo