viernes, 25 de septiembre de 2009

EL DESEO


Nuestros deseos nos impulsan, nos aferran a la vida. Lo malo es cuando se manipulan desde fuera y todo se convierte en un permanente usar y tirar.

El fin de verano me sorprende siempre escribiendo, una situación muy cercana al enamoramiento. El trabajo preparatorio dura, pero luego escribo con rapidez. Durante tres o cuatro meses mi atención está concentrada en esta actividad, ya que dispongo de mas tiempo por la relajación de mi trabajo diario. Decía Ortega con cierta gracia, el enamoramiento es "una enfermedad de la atención", no podemos pensar en otra persona o, en este caso, en otro asunto. Por esto se va convirtiendo en una costumbre que publique con cierta frecuencia en este medio.

Todos deberíamos hablar de lo que amamos.

Hoy escribo sobre el deseo, experiencia que, a pesar de su universalidad e importancia, no ha sido debidamente estudiada por la psicología, que difumina bajo otros títulos: pulsiones, instintos, motivaciones. "Deseo" es la tensión mental hacia un objetivo, motivada por la conciencia de una necesidad o por la anticipación de una recompensa. Se caracteriza por un sentimiento de inquietud -que puede llegar a la angustia-, y por ese estrechamiento de la atención, que puede llegar a la obsesión. La sed es el arquetipo del deseo, y no es extraño que en algún idioma, por ejemplo sánscrito, la palabra "sed" se use para designar todos los deseos.

Ausencia de deseos

El deseo plantea problemas que, en ocasiones, llegan a la patología. El primero de ellos es la ausencia de deseo. Se suele hablar, sobre todo, de la falta de deseo sexual -que afecta a una gran cantidad de hombres y mujeres, aunque por motivos culturales sean ellas las que consultan este problema con más frecuencia-, pero hay otros casos muy importantes. Por ejemplo, la desgana vital, que lleva a la incapacidad para interesarse por algo, al aburrimiento permanente o a la depresión. En los tres casos, el mundo pierde todo su atractivo, y el sujeto se encuentra perdido en un desierto afectivo.

Nuestra relación con el deseo es contradictoria. Cuando lo sentimos, deseamos saciarlo, es decir, que desaparezca. Pero no queremos estar sin deseos, porque nos parece la muerte, por lo que lo estimulamos. Queremos tener sed, para poder sentir el placer de beber. Este ansia interminable ha hecho que a lo largo de la historia todas las sociedades hayan intentado limitar el alcance o intensidad de los deseos, porque los consideraban peligrosos para el orden social, hoy soportamos una perpetua invitación al deseo.

Inventar necesidades

La sociedad opulenta en la que vivimos se basa en la invención de necesidades. Tradicionalmente, el sistema económico producía lo que la gente necesitaba, pero en la actualidad sucede lo contrario: se fabrica primero y luego se tiene que convencer al consumidor de que ese producto le resulta imprescindible. Si quiere estar a la moda, ser aceptado, se bello, seductor, sentirse poderoso, alcanzar la felicidad, tiene que comprar un tipo de detergente o de colonia o de ropa interior o de automóvil o de cigarrillos o de compresa. Cada objeto ofrecido hace referencia a un mundo ideal, que vagamente promete. Se da por hecho que sólo los infelices comprarán. Los expertos en publicidad saben que el buen cliente es el insatisfecho, lo que les convierte en profesionales expertos en producir insatisfaciones y detectar carencias. Lanzan continuamente un doble mensaje: necesitas esto y puedes tenerlo.

La esencia de la moda es brevedad. Lo malo es que el gusto por lo efímero se está contagiando a las relaciones personales, a punto de convertirse en "artículo de usar y tirar", en amor también de temporada. Además, hay otro efecto detestable. Es falso que podamos tener todo lo que la propaganda dice que está a nuestro alcance. Y esa promesa no cumplida produce una incontinuada frustración, sentimiento que, como los psicólogos saben, conduce a la agresividad. Creo que una de las razones de la violencia ambiental es esa continua y sistemática excitación del deseo que todos soportamos.

Esto me hace pensar que tenían razón los antiguos griegos cuando decían que el fin de la educación era enseñar a gestionar los propios deseos y a desear lo deseable, lo que incluye, en primer lugar, aprender a impedir que manipulen nuestros deseos.

56 comentarios:

luisa maria cordoba dijo...

Una entrada muy interesante.
"No se tiene verdadera concentración cuando nuestra mente está llena de deseo"
Y eso me pasa a mi Paco, quiero hacer tantas cosas que dejé aparcada,que me faltan horas en el día, y todo esto me hace sentirme viva.
Pasaté por mi blog, tienes un regalito.
Un abrazo.

Maria... dijo...

Llenamos nuestra vida de cosas que no necesitamos por que no encontramos con que llenar nuestra alma. Esta sociedad nos tiene ciegos y vacios por dentro.
Yo tambien necesitos unas horas mas al día.
Un abrazo
Maria

Anónimo dijo...

Un relato sobre el deseo muy cierto; en mi humilde opinión,el deseo es una emoción muy positiva,siempre y cuando
nazca de un sentimiento noble sin intención de utilizar, para una satisfación momentanea, por que si hay algo sagrado es el sentimiento.

M. Angel dijo...

Paco Alonso, placer saludarte y volver a leer tus escritos llenos de razones.

Saludos

Silencios dijo...

Lo has clavado amigo, verdades a gritos ( suaves).

Siempre es un verdadero placer perderme entre tus escritos, Paco

Muchos besines

pais magico dijo...

Cuanta verdad! el deseo nos lleva a querer mas y mas cosas , que luego ello nos desemboca en mas obligaciones, esta sociedad nos tiene comido el tarro.
Deberiamos desear ser mejores personas y ir repartiendo el bien por el mundo, todo nos iria mejor, no habria tanta maldad.

Feliz fin de semana mi querido amigo.
Un abrazo

Estela dijo...

Muy nuena entrada creo que estamos manipulados absulatamente en todo nos inducen como borregos al consumo, asi esta la sociedad pero es dificil bajarse del tren en marcha pero no imposible, cada dia se nos olvida mas que somos personas no somos productos de usar y tirar.

Un abrazo

EL MUNDO AL REVES dijo...

Primero se fabrica y luego se intenta convecernos y no solo lo intentan, sino que nos dejamos convencer como corderitos y caemos en todas las trampas .

Un saludo

Fiamma dijo...

Me ha gustaado mucho tu post, es una excelente entrada y me da mucho para pensar y reflexionar.

Besitos y feliz fin de semana

Silvia García dijo...

Tu análisis sobre el deseo no tiene desperdicio Paco.
Cada día nos bombardean con las publicidades de como ser felíz con determinada marca de bebida, cigarrillo o champú, una, de tantas incentivaciones que este mundo globalizado que vivimos nos regala para que nuestro deseo aumente más y más, hasta convertirnos en dependientes absolutos de él.
Un abrazo
Silvia

medianoche dijo...

El deseo es algunas veces un desorden emocional como bien dices, es que así trabajan las grandes corporaciones, haciendo productos que llamen la atención sin considerar la cantidad de gente que jamás llegara a tener eso, y así gestamos la violencia, el odio, la envidia, muy buen texto reflexionemos...

Besos

SANDRA dijo...

Verdades como puños amigo nos has regalado hoy.
Buen fin de semana.
Besitossssssssssssssss.

Fernando dijo...

Sí, amigo, sólo deberíamos hablar de lo que amamos. Y hablar largamente para infundir ese amor a todo lo que nos rodea, sin dejar influenciarnos por utópicas ideas que parecen tener la solución de nuestros problemas, cuando nuestro verdadero problema es la falta de amor.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El deseo.... si es que sin él... no habría pasión!

jajaja

Saludos y un abrazo!

Nefertiti dijo...

Prometer es meter,
y una vez metido,
se acabo lo prometido.

Dichoso consumismo, que nos vuelve locos.

Saludosssssss

Un Colibrí Viajero dijo...

El deseo...
hoy fue concedido por volverte a leer, y disfrutar dun analisis que tiene un tanto y un todo de verdades bellas, cotidianas y la vida misma, un placer pasar a visitarte, saluditos y un cálido abrazo.

Patxi. dijo...

Gracias por el texto. Me ha gustado como provocador de reflexion-es.Anoto como sorpresa ese" la esencia de la moda es brevedad"
En cuanto a la falta del deseo sobre algunos aspectos dela vida sería bueno tener en cuenta la melancolia como estado.
Me gusta leerte. sigue ¿eh? Ese es mi deseo.
GRacias.

mardelibertad dijo...

el deseo, sentir las cosas bonitas de la vida, ha sido un placer leerte muy interesante
Besos

€_r_i_K dijo...

Vaya, buen planteamiento hoy amigo, llegamos con el tiempo a ser menos deseosos de matelialismos, y más conformistas con lo que nos ha tocado....

Mira, me recordaste a un anuncio de hace ya unos años, que dos vecinos se compraban uno un coche mejor que otro, un barco, el otro vecino un barco más grande, y luego uno se compró una tele, no diré marca, decían que la mejor, y como no había una mejor, el otro vecino se compró dos teles iguales a la de su vecino...

Eso se llama envidia, y de ello hace tiempo que huí....


Abrazos....

LEON PLATA dijo...

Decía Gilles Deleuze: "lo dificil no es conseguir lo que se desea, lo dificil es desear"

Mundo Animal. dijo...

__________$$$$$$
________$$$$$$$$$$
________$$(a)$$$$$$
____§§§§$$$$$$$$$$
________§§$$$$$$
________§§__$$$$$$$$__§§§§§§
____________jr$$$$$$$§§§§§§
____________$$$$$$$$§§$$$$__$$
_____________$$$$$$$$$$$$$$$$$
______________$$$$$$$$$$$$$$$$
________________$$$$$$$$$$$$
__________________$$$$$$$$__§§§§
________________§§____________§§
____________§§§§______________§§

que tengas un buen fin de semana, abrazosss de tu amigo Chrissssssss
Te invito a mi blog de Imagenes http://chistianfilms.blogspot.com/

tecla dijo...

....el fin de la educación era enseñar a gestionar los propios deseos y a desear lo deseable, lo que incluye, en primer lugar, aprender a impedir que manipulen nuestros.

Me sobrecoge el pensar cuando alguien da en el clavo. Y entre los griegos y tu, me habéis dado en el clavo.
Pero impedir que manipulen nuestros deseos, creo que lo tenemos muy difícil con el enemigo introducido en casa.
Ha sido un gran texto.
digno de ser leído.

Cynthia dijo...

El deseo como motor y emoción siempre es bien recibido, hay que saber manejarlo y saber diferenciar con otras sensaciones y manipulaciones externas.

bella entrada, interesante y profunda.

cariños
besos muchos.
buen fin de semana.
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

LUCIA-M dijo...

Buen escrito que invita a la reflexión.
La verdad que el único deseo que siempre tuve y tengo es ser feliz, pero creo que ese deseo es difícil de conseguir los otros deseos de tener más nunca me importo
Hoy deseo que siga escribiendo así.
Con escritos lleno de razón como este. Aunque me encanta tus poesías.
Un beso.

josealfonsomartínez dijo...

Amplia exposición, es certera y objetiva. Quizá, escuela de buen entender y reaccionar, sin confundir elementos. Siendo lícito todo error, siempre es bienvenido un buen apunte corrector.
Un abrazo.

alma-en-vivo dijo...

Ummmmm ....desear es parte de la naturaleza humana, y no lo podemos evitar...
mientras halla vida habra deseo ilusion y porque no espeanzanza .
bessss

ADELFA MARTIN dijo...

Sumamente ilustrativa esta entrada...tanto, que tuve el deseo de leerla hasta el final...y lo hice.


saludos cordiales

Adolfo Payés dijo...

Interesante articulo nos presentas..
Me gusta como has desarrollado el tema.. en las etapas dividas que ilustran perfectamente la discusión..

excelente


Un abrazo
Saludos fraternos

Que disfruten del fin de semana...

Sonia. dijo...

es increible la paleta de sensaciones que emanan de un solo sentimiento.. el deseo, como verbo como sustantivo como lo que queiras es tanto esencial como artificial.
cuanta razon hay en tu texto.

un abrazo

Buscador de buscadores dijo...

Reflexiones auténticas, sí señor.

Yo siempre digo que los deseos deben enfocarse a lo que tenemos, de esa forma llegaremos a tener todo lo que deseamos.

No me canso de decir que algún día se demostrará el enorme daño que nos hace la publicidad.
No debe ser nada bueno que cientos de psicólogos trabajen día y noche para captar mi atención y seguidamente, para crearme una nueva necesidad.

Saludos.

Alma Mateos Taborda dijo...

A veces los deseos se vuelven insaciables. Muy bello escribes, mucho talento y calidad. Un abrazo.

Bichita23 dijo...

Paco excelente entrada, objetiva y explicativa.

Exceso de deseo, obseción , ausencia de deseo depresión, situaciones igualmente patologícas, como todo en la vida todo extremo en vicioso, y el equilibrio entre el deseo y el no deseo es el que nos hace ponderados y desear lo deseado entiendo como lo efectivamente necesitado...

La necesidad compulsiva de buscar afuera lo que no conseguimos dentro de nosotros, la exaltación permanente de nuestras imperfecciones mostrandonos prototipos perfectos , que además no existen nos hacen sentir ansiedad, Hablas de la publicidad, que me decir de la perfección física, otra necesidad invetada que nos aliena permanentemente y atenta contra la aceptacíon de nosotros mismos. Respecto a las necesidades externas creo que siempre llega un momento que nos damos cuenta que es mejor viajar ligero de equipaje, mientras se llega a este nivel de conciencia la ansiedad, permanente del consumismo va a estar presente, y la competencia con el prójimo nos vuelve agresivos, violentos. Siempre hay algo más que debemos saciar, aún cuando esta sed ya este cubierta...
Un beso de mi alma a tú alma

Pedro Garcia Millan dijo...

VAYA CONTORCIONISTA MACHO~

LEER ESTO AHORA:


ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://expoauto.blogspot.com/

Gracias

Abuela Ciber dijo...

Muy interesante lo que has compartido.
Creo que la sociedad de consumo basada en consumismo feroz, con todo tipo de técnicas para que compres lo que en realidad no necesitas.....ni te hace feliz.
Crea un clima de eso de infelicidad, de insatisfaccion.
De ahi la necesidad de fuerzas interiores del individuo para sobrellevar el aluvión propagandístico.
Que sea conciente de lo que realmente quiere o DESEA .

Cariños

fonsilleda dijo...

Qué interesate lo que nos cuentas y cómo lo cuentas. Totalmente didáctico y, además atinado.
Y, sí, posiblemente sea cierto que la ausencia de los deseos, sea un poco la muerte.
Bicos.

Jorge Ángel Aussel dijo...

Paco Alonso:

Gracias por estar siempre acompañando mis pasos en Ángel Poético.

También agradezco tus palabras y me alegra que compartamos la visión sobre ser escritor.

En cuando al deseo creo que es algo inherente a la condición humana, es como esa sed que en tu escrito mencionas. He leído por ahí que un maestro dijo que para llegar a la iluminación había que dejar de sentir deseo. Pero yo me pregunto ¿si no deseáramos la vida, estaríamos realmente vivos?

Saludos Paco Alonso.

Ángel Poético

stella dijo...

El deseo que nos apresa provocando esa ansiedad por lo que no tenemos,las emociones mas intenas y con mas sentimiento son los del amor en cualquiera de sus vertients...
Leerte hoy querido Paco ha sido hermoso, volveré te lo aseguro a leerlo de nuevo
Un abrazo
Stella

Jacqueline GC dijo...

Que grandiosa forma de expresar el deseo, las necesidades,.. Me he identificado muchos con tus escritos,.. Mi estimado Paco tienes un admiradora, aunque no lo sepas estoy aprendiendo algo que sin darme cuenta haz sembrado en mi,…
Muchas gracias por esas huellas que se hacen presentes en mi blog, en mi hogar, en mi mundo
Te mando un cálido abrazo

LuNa dijo...

SU POST...ME ENRIQUECIDO MAS
MI CULTURA...
UNA LECTURA MUY MOTIVADA
INCREIBLE SU FORMA DE DESARROLLAR EL TEMA.
EL DESEO NO DEBE CONVERTIRSE
EN ALGO INCONTROLABLE EN NUESTRA VIDA
MUY BUENO AMIGO
SALUDOS
LuNa

Janeth dijo...

El fin del hombre no es gozar de comodidades corporales excesivas, sino reglamentar éstas para que sean útiles a su persona.

Si el hombre no está física, psíquica y moralmente capacitado, la riqueza no le aprovecha y se convierte en una trampa mortal.

El día que descubramos que, más allá del número, existe una esencia, existe una fuerza, existe un poder, reconstruiremos este mundo que estamos perdiendo y lo reconstruiremos mejor.

Mª José dijo...

Paco da gusto leer entradas como esta que hacen pensar
Que tengas una semana estupenda
Besinos

José Ramón dijo...

que imagen mas elegante para expresar tan sensibles palabras.

Desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón Gracias por su visita y su comentario.

Un Cordial Saludos

Elena dijo...

Es tan complicado desear unicamente lo deseable, somos tan obtusos que nos empeñamos siempre en ir por otros derroteros,detrás de lo prohibido y solemos confundir los termino...
Gracias por compartir.
Besotes

Marina-Emer dijo...

bueno ...no hay nada como el deseo de una cosa o de una persona ,,,entonces ya ni te la quitas de la cabeza ....esto a parte de lo tuyo pero es verdad
un beso
Marina

Caprice dijo...

Una entrada q invita a la refelxión y q dice verdades como puños.

Besos

Amig@mi@ dijo...

Interesante "casi ensayo". Se habla de tantas cosas... pero siempre dentro de una generalidad que ¿Existe?.
Para mí cada persona es un mundo y cada uno siente y actúa de diferente manera.
Lo que para uno es blanco para otro es negro.

Elisabeth dijo...

que entrada mas bonite e interesante paco hace reflexionar mucho


besitosss

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Menudo texto más certero, la verdad, no me queda nada más que añadir, está perfecto.

un abrazo

Maite

Capitán Clostridium dijo...

Deseo seguirle. Ha creado usted una necesidad en mí, me he percatado de la certeza e inteligencia de sus palabras y, me he dado cuenta, de lo incompleto que ando sin ser seguidor de éste, su blog.

En buena hora mi visita (que vine por lo que ud. decía de que me estaba esperando) y enohorabuena por su blog. ¡Cuánta verdad he leído en este post!

Ya sé cúal es el origen de mi agresividad...

María dijo...

hola!! como siempre un placer pasar por aqui, muy interesante..

Te invito a jugar un poco, te apetece_? pasa por mi blog..

Un abrazo.

CLAUDIA GIORNO dijo...

Gracias Paco,por pasar por mi log,justo en el momento mas triste que estaba transcurriendo.
Tus palabras son muy bellas!!
besos
claudia

Cari Y Yoly dijo...

Por primera vez paso por aquí y realmente me ha encantado tu página.
Estaremos siguiéndote .
Saludos desde Argentina

Meulen dijo...

Muchas reflexiones despierta tu decir en este ensayo ...lo que pienso y creo que siendo honesto primero conmigo misma es que buscar aquello que está fuera de tí por los preceptos que otros enarbolan o más bien ofrecen o hablan de sus existencia ...no sirve de nada si no viene de uno mismo...cuando comprendi eso y realmente aposte por hacer feliz por mi misma y no porque los otros dicen serlo o porque aquello dicen se logra asi o aza ...es que la fuente del saber y de las manifestaciones que nos dan una vida enriquecida la tiene uno y nadie más...

mis respetos...

elisa...lichazul dijo...

el deseo es motor y fragua de todas las consecuencias

besitos de luz

Genius dijo...

Mi estimado Paco Alonso, acá esta el haiku sobre la paz, puedes pasar a verlo:

http://genniushaiku.blogspot.com/2009/09/elementos-esenciales.html

Y me queda pendiente escribirte, lo nuevo que has pedido :)

Muchas gracias por tus constantes visitas y comentarios, por ser parte de este sueño...
mientras te escribiré las historias...

Catalina Zentner dijo...

Verás, Paco, a veces me pregunto si escribir sobre lo que siento puede interesar a alguien.

Leyéndote, se me van algunas dudas.

Abrazos, te he puesto enlace en mi blog.